El vino, un placer para la salud

El vino, sobre todo el tinto, es una bebida n...

jueves, 19 de julio de 2012
El vino, sobre todo el tinto, es una bebida noble de excelentes propiedades terapéuticas que han sido corroboradas por numerosas investigaciones, sobre todo su acción protectora frente a las enfermedades cardiacas y el cáncer. Esto se debe a uno de sus componentes, el trans-resveratrol, cuya acción tumoral protege al organismo. Este componente es más abundante en el vino tinto y también se encuentra en las uvas, las moras, los arándanos o los frutos secos. 



Otros componentes, como los taninos y flavonoides, actúan como antioxidantes y ayudan a limpiar y eliminar el colesterol de las paredes arteriales.



En Pastamanía disponemos de una cuidada y estudiada carta de vinos en la que podréis encontrar los mejores caldos de la zona, así como del resto del país. Os ofrecemos cinco razones por las que os recomendamos una copa de buen vino, eso sí, con moderación.

Es bueno para el corazón. El consumo moderado de vino disminuye las enfermedades coronarias y arteriales. Aumenta el colesterol bueno (HDL) y reduce el malo (LDL). Además, ayuda a las personas mayores a mantenerse lúcidas y con un mejor funcionamiento del sistema cardiovascular. 



Previenen la pérdida ósea. Las mujeres que toman vino (1 o 2 copas al día) tienen menos posibilidades de perder masa ósea que las abstemias. Aunque recuerda que, en exceso, el alcohol acelera el proceso de descalcificación.



Cuida tus células. El vino previene el envejecimiento prematuro de células de la memoria (Alzheimer). El elevado contenido en resveratrol de los vinos tintos de intensa maceración tiene propiedades preventivas sobre la formación de células tumorales generadoras de ciertos cánceres. Además, contiene polifenoles que son efectivos contra los virus que causan el catarro.



Tonifica y ayuda en la digestión. Tomar vino en la comida ayuda a la producción de jugos gástricos, necesarios para hacer bien la digestión. El vino contiene potasio, calcio, hierro, sodio, magnesio y vitaminas B y P.



Tomarlo es un placer. El vino está fuertemente arraigado en la cultura mediterránea. Cualquier plato gana si se acompaña de un buen vino. Sus sabores, cuerpos, texturas y aromas son infinitos y han merecido la aparición de todo un arte: la enología. Cualquier carne o pescado potencia su sabor con un buen caldo.

Para acabar una curiosidad: Sabías qué... La población francesa consume casi un 30% más de grasa que los americanos y, sin embargo, sufren un 40% menos de ataques al corazón. ¿Cuál es el secreto?: los franceses son grandes amantes del vino. Esto es lo que se conoce como la paradoja francesa.



Vía dietas.com
Autor/a: Rogelio Etiquetas: pastamania, pastamania alcoy, pastamania elda, pastamania ibi, vino, vino tinto, carta de vinos Lecturas: 40006
Artículos relacionados No se han encontrado artículos relacionados.